miércoles, 4 de noviembre de 2009

En primavera con Louis Feuillade

I

INTRUSO EN EL HARÉN DE DIOS

Desde hace siglos jugamos a encontrarnos
y a desencontrarnos en un paisaje del Bosco.
En cada encuentro te declaro mi amor,
y en cada desencuentro la locura de mi amor.
Desde ahora en adelante, tendremos un encuentro definitivo,
y un desencuentro definitivo,
para que un nuevo pintor nos vista en la celebración
/ de la naturaleza y el color,

y nos desnude para siempre en su memoria.

(De Los Cantos del Gran Ensalmador, Monte Ávila Editores,
Col. Altazor,Caracas, 2005)


1 comentario:

lelia dijo...

Excelente el trabajo de investigación y de crítica. El poema del Ensalmador me parece de una rara perfección. Es un real placer esta lectura. Lelia M. Reta