martes, 1 de septiembre de 2009

El Trayecto de lo imaginado

Ezra Pound:
APUNTES SOBRE UNA ZONA POÉTICA
Así como Allen Ginsberg confiesa haber utilizado en algún momento Los Cantos Pisanos como una guía para Venecia ("y en la pira bautismal a la derecha todas las Cúpulas doradas de San Marcos"), el conjunto delos Cantos, parece no exagerar el criterio de que pueden servir de orientación para este largo y complejísimo camino del siglo XX. El espectro que presenta esta zona de ilusión e irrealidad tiene en su atmósfera, aspecto en alguna forma similar a la Divina Comedia, cosmovisión dramática y cuestionativa del medioevo, a la que el Dante coloca la piedra fundamental del momento histórico alucinante de una inmensa catedralgótica de perfección y gusto inigualable. Original simetría a la que obedece una cultura que en él, aparece en momentos como "una selva oscura" en mitad de su vida y que ante la decisión del sendero a escoger, acude al maestro Virgilio con el que inicia un peregrinaje por el Infierno.Lugar en el que Pound, establece nuevo contacto en sus Cantos XIV y XV, en una singular búsqueda al que un delirioi cubre los ojos y hunde el cuerpo, pero despierta el alma: "Y delante, la boca del infierno; seca llanura/ y dos montañas; / Sobre una montaña, una forma que corría, / y otra/ En el recodo de la colina; en duroacero / El camino como el hilo de un lento tornillo,/ El ángulo casi imperceptible, / de modo que el circuito parecía apenas subir..." Al paso que descubre prontoese panorama brutal y enloquecedor, a quienes como el propio florentino, infrigieron esa zona sumergida y deslumbrante. Ve allí a Blake, Sordello, San Agustín, Cardinal, y dice: "Y me bañé en el ácido para liberarme / de las garrapatas del infierno..." El mundo entero parece como una enfermedad de la que hay que liberarse. Las palabras mismas están enfermas, se hunden en un mal al que debe purgar para encontrar salida. Interpretar el mundo en una lectura donde se exhuman literaturas antiguas y culturas distantes.Nomenclaturas griegas e ideogramas chinos, combinaciones extrañas y difíciles; pero que se articulan en una poesía experimental a un tiempo y eminentemente crítica y vascular de una época. Es decir, un siglo corroído por las guerras y los males económicos. Inventario de ese proceso del deterioro del hombre, es el empeño de su poética:

Luego aire ligero,bajo los árboles jóvenes,
el lago rayado de azul bajo el éter,
un oasis, las piedras, el campo en calma,
la hierba tranquila,
y más alládel árbol de la rama

los grises pilares de la piedra...

Boca abajo en aquella hierba, dormido;
et j´entendis des voix...

muro... Estrasburgo
Gallifet mandaba una triple carga... Prusianos
y decía
que era por el honos del ejército
Y le llamaron espadachín...


En una extensa alusión a la guerra, sus versos refieren aspectos históricos que van desde 1870 a 1914. Dice, en francés:

Y palabra, sabéis,
todos nerviosos. No,
Hay un límite; los animales,los animales no están
Hechos para eso. Un caballo es poca cosa.

Los hombres de 34 años a cuatro patas
que gritaban "mamá". Pero los mozallones,
Al final, allá en Verdún,no había más de esos tíos
gordos
y veían clarísimo.

Qué vale todo eso, los generales, el teniente,
se pesan con un centígramo,
no hay más que madera,
Nuestro capitán, un tío de lo más cerrado, de lo

más cerrado que hay
como viejo politécnico,pero firme,
La cabeza firme. Allí, sabéis
Todo, todo funciona, y los ladrones, todos los vicios,

Pero los rapaces, había tres en nuestra compañía, todos muertos.
Salían a registrar un cadáver, por nada
habrían salido por nada más que eso.

Y los alemanes, todo lo que queráis
militarismo, et caetera, et caetera.
Todo eso, pero PERE,

el francés si no como,no pelea.
Pero esos pobres tíos, al final atacaban para comer,
sin órdenes,los bestias fieras, y se hacen

Prisioneros; lo que hablaban francésdecían:
"Poo quah? Ma foi on attaquait por manger".
Es el cuerpo graso, el cuerpo graso
sus trenes marchaban a tres quilómetros por hora,
Y todo eso gritaba, y rechinaba, y se oía a cinco
quilómetros.
(Eso que acaba la guerra).

Lista de los muertos: 5.000.000...


La miseria humana despierta en Pound un interés especial. Todo destino desplñiega su náusea e irrita en una magnitud desconocida. Allí se combinan las viejas baladas provenzales y el haiku oriental. Maestro del pastiche, sabe mimetizarse en estilos y voces. La resurrección pre Rafaelista de Dante , que lo influyera de manera determinante, y sus limitaciones de Propercio (" Los extenuadores de Apolo continuarán como sabemos, sus generalidades Marcianas,/ Nosotros, hemos cuidado nuestros borradores./ Tras los caballos ornados de flores viene un advenedizo carro de guerra; / Entre racimos de jóvenes amores una joven Musa / asciende conmigo al éter./ Y no hay camino real hacia las Musas" -De Homenage to Sextus Propertius-.) Espíritu de renuevo de una época de oro a la que Pound exalta. Los Cantos obedecen a esa temática que seguirán, también, a un enceguecimiento del mundo. El poeta anuncia su salida del infierno a partir del Canto XVII y su espectáculo es otro:

Para que las vides estallen en mis dedos
y las abejas cargadas de polen
se muevan pesadamente entre los pámpanos tiernos:
chirr-chirr-chirr-rikk- un murmullo,
y los pájaros adormilados en las ramas.
ZAGREUS! IO ZAGREUS!
Con la primera claridad del cielo
y las ciudades asentadas en sus colinas,
y la diosa de hermosas rodillas
yendo hacia ellas, con los robledales a sus espaldas,
la verde ladera, con blancos lebreles
alrededor de ella; y desde allí descendiendo hacia la calera,
hasta el anochecer,
agua lisa ante mí,
y los árboles creciendo en el agua,
troncos de mármol surgidos de la quietud,
y más allá de los palazzi,
en la quietud,
la luz, ahora,pero no luz solar.

Momento donde el dilema de Pound, irá plasmándose en los Cantos sucesivos en el sentido de encuentro del mundoi como un renacimiento. El interrogante persiste e irá a encontrar en el Canto XLV el mal que prostituye a la humanidad: la usura. Ese será el eje de su obra:

Con usura no construye el hombre
su casa de sólida piedra,
cada bloque bien cortado
y firme en su lugar...

Duccio no surgió de la usura
ni Piero de la Francesca; Zuam
Bellini no fue hijo dela usura,
que tampoco inspiró al pintor de
"La Calumnia".
No nació de la usura
Angélico...
Trajeron prostitutas al Eleusis
cadáveres sentaron al banquete
por mandato de usura.

El primer paso de su teoría es cierta: la usura representa, en buena medida, el caos económico; pero el desarrollo de su planteo cae en lo absurdo. El capitalismo representado por la usura, es el mal mayor; pero la consecuencia utópica en la que cae Pound, equivale, en definitiva, a un enquistamiento de la enfermedad que combate. El apoyo moral que da al fascismo en un modelo dado. Michel Butor, dice: "Indudablemente hay en esta tesis una gran verdad, que aparece inmediatamente en cuanto se da a la palabra usura su equivalente moderno, el capitalismo; por desdicha la reflexión de Pound no pasa de ahí y sus teorías económicas son más bien irrisorias.Lo admirable es que haya logrado percibir poéticamente el fenómeno de la perversión de la economía. Para él la usura, ese animal de cien pies, es un poder maléfico y solapado, una hechicera terrible, ni más ni menos que la necedad en La Dunciada de Pope." Pero si ese tumor económico es tan poderoso y es la raíz de toda la civilización occidental, ¿cómo percibe Pound la salida de esa maldición que tanto señala, también, en varios de sus ensayos? Acude al ejemplo de China en su historia (Cantos LII y LXI), donde las enseñanzas de Confucio adquieren un tópico relevante que, según Ezra Pound, no llegó a contaminar la economía hasta que el comercio europeo entra de lleno hace dos siglos.Ese motivo pervierte a esa otra parte del mundo y pasa a incorporarse al drama moderno: El infierno presente. Es a partir del Canto XLVII, donde su voz busca salir de ese lugar:

La luz ha entrado en la cueva. Io! Io!
La luz ha bajado a la cueva.
¡Esplendor sobre esplendor!
Por la punta ha penetrado en estas colinas:
Y así la hierba brota de mi cuerpo,
y así oigolas raíces hablar entre sí,

El aire es nuevo sobre mi hoja,
Las ramas ahorquilladas tiemblan con el viento...

Pero la gran cantidad de máscaras que Pound adopta a lolargo de su obra literaria, como lo fueron largos y pacientes estudios de Homero, los poetas provenzales, la poesía china, entre otras, sin duda lo harán abarcar una temática demoníaca que a la vez que lo hace difícil y universal, lo rescatan como profundamente americano. Tal vez el veía en la usura el mal propio delos Estados Unidos. Eso también lo lanza a su propia cara en un ensayo, Patria Mía, y lo va a mantener hasta el cansancio.Quizás, y ante el estallido dela Segunda Guerra Mundial, no va a desperdiciar la oportunidad de despotricar contra la economía estadounidense desde Radio Roma. Y como era previsible, cuando finaliza la contienda, es encarcelado, remitido a su país y juzgado por traición a la patria. Hecho que podría haberlecostado la muerte; pero al que se le sentencia por paranoia y se le obliga a recluir en un asilo delocos. El fracaso de la guerra para Italia, derrumba las aspiraciones de Pound y al caer prisionero en el campo de concentración de Pisa, esa abrumadora catástrofe, inspira los Pisan Cantos. Especie de ensoñación en la que el poeta advierte la caída: "La enorme tragedia delsueño en los encorvados / hombros del labriego / ¡Manes! Manes fue curtido y rellenado depaja / así Ben y la Clara a Milano / por los talones de Milán..."

El agudo juicio de su obra, tanto ensayística como poética, -lo colocan hoy entre los más directos y objetivos observadores literarios y artísticos de lo que va del siglo; aunque este razonamiento encuentre sus detractores. Solamente un poeta comoT.S.Eliot,habría de conformar con él un binomio que enriquecería y revalorizaría la poesía anglosajona de nuestro tiempo. Fue Eliot el que dijo palabras como éstas: "En primer término y por encima de todo, Pound ha sido un pedagogo y un propagandista.Siempre se ha sentido impulsado, no solamente a investigar por sus propios medios cómo debe escribirse en verso, sino también a trasmitir a los demás el resultado de sus descubrimientos, no con el único propósito de que sus conclusiones fueran bien aprovechadas, sino también para que fueran llevadas a la pràctica." Y más adelante agrega: "Es preciso leer lapoesía dePound para comprender su crítica y leer su crítica para poder apreciar su poesía".



En el Canto LXXXI, la poesía de Pound cobra una intensidad conceptual significativa. Es el consubstanciamiento de una ética. El poema despliega una elipsis interesante. Allí, dirá con grandeza:

Lo que bien amas permanece,
el resto es escoria,
Lo que bien amas no te será arrebatado,
Lo que bien amas es tu verdadera herencia.
¿De quién es el mundo, es mío, de ellos,
o no es de nadie?

Primero llego la vista, luego el palpable
Elíseo, aunque estuviera en las cámaras del infierno;
Lo que bien amas es tu verdadera herencia.

La hormiga es un centauro en su mundo dragón.

Depón tu vanidad, no es el hombre
Quien inventó el coraje, o inventó el orden, o inventó la gracia,
Depón tu vanidad, te digo, depónla, te digo.
Aprende del verde mundo cuál puede ser tu lugar
En la graduada invencióno en lapura artesanía,
Depón tu vanidad,
¡Paquín, depónla!

El casco verde ha superado tu elegancia.

"Domínate, así otros te sostendrán".
Depón tu vanidad,
Eres un perro apaleado bajo un sol caprichoso,
Mitad negra, mitad blanca,
Ni siquiera sabes distinguir el ala de la cola,

Depón tu vanidad,
Qué mezquinos son tus odios
Nutridos de falsedad,
Depón tu vanidad,
Precoz para destruir, avara de caridad,
Depón tu vanidad,
Depónla, te digo.
Pero haber hecho en vez de no haber hecho

eso no es vanidad,
Haber golpeado, discretamente,
Para que algún Blunt abriera,
Haber recogido el aire una tradición viva
o de algún bello ojo antiguo la llama inconquistada,
Eso no es vanidad.
Aquí el error está solamente en lo no hecho,
en la timidez que vaciló.


Así como su obra más importante se concentra en los Cantos, estála poesía publicada fuera del lapso comprendido entre 1925 y 1948. Sus otros libros, son: A Lune Spento, Personae, Exualtations, Ripostes, Cathay, Lustra, Quia Pauper, Amavi y Hugh Selwyn Mauberley.Esa característica cuestionadora que imprimía a su poética, dota innegablemente de una nueva técnica y sensibilñidad al verso de habla inglesa. En 1918, escribe para Poetry un ensayo sobre aspectos de poetizar. Para señalar el valor delritmo y la rima, dice: "Que el aprendiz se llene la cabeza con las mejores cadencias que pueda descubrir, preferiblemente en un idioma extranjero, para que elsignificado delas palabras tenga menos posibilidades de distraer su atención delmovimiento del verso; por ejemplo, cantares sajones, cantos populares de la islas hébridas, el verso de Dante y la lírica de Shakespeare -con tal que pueda disociar el vocabulario dela cadencia. Que diseccione friamente los versos líricos de Goethe en los valores sonoros que los constituyen, sílabas largas y cortas, acentuadas y sin acentuar, vocales y consonantes". Ese constante estudio sobre la anatomía y la función del verso,establecería el centro mismo de su producción. He aquí, pues, el elemento clave que lo obsesiona. Sin duda, se manifestarán variadas versiones revisionistas sobre su poesía; pero no podemos descartar que en él la sensibilidad está corregida por la inteligencia por la sensibilidad. Esos elementos juegan de una manera precisa y sistemática en la creación. En Ezra Pound se encuentran reunidos dos elementos: la tragedia y la genialidad, sin términos medios. Del que aun no divisamos el Purgatorio donde aclarar nuestras dudas.


(Suplemento Cultural de Últimas Noticias, Caracas, 21 de enero de 1978)




1 comentario:

Francisco dijo...

Hola, se podría saber quién es el traductor de los poemas? Gracias.