sábado, 10 de enero de 2009


La poesía no es una intención de la conciencia.
Es un reclamo de algo que va más allá de la conciencia.


Las palabras no están ahí para usarlas.

Las palabras están ahí porque son.


La Poesía no es un objeto.
La Poesía hace los objetos.

Definitivamente las canciones no son poesía;

pero un poema puede ser una canción.


2 comentarios:

Analía dijo...

Me agradó este Árbol de pensamientos, querido Manuel, y además encontré textos interesantes en tu sitio web. Felicitaciones.
Un cariño
Analía

Victor Aedo dijo...

Un poema tambièn puede ser cantado
como usted lo hace; encantando las letras para que le sigan en su camino, y deletreando la melodìa¡
Claro lleva su cajita de mùsica en
el Alma y el Poema le obedece y es el rìo de la perfecta navegaciòn: hasta las tormentas conducen al estuario màs enriquecido, con aguas de colores medievales y creaturas muy personales de su escritura... AH.. y cùan acertado es el clor magenta del Centauro con su trompeta, aunque no es Azul como todo prìncipe que se precie,
èste parece pernoctar en algùn Bosque exòtico, en busca del Poema perfecto...