lunes, 15 de septiembre de 2008

Poema sinfónico...




nónimo es el polvo del olvido y anónima
/ la vieja profecía.
Es anónimo el libro más leído y anónima la loca poesía.
Apócrifo será lo que has querido y apócrifa

/ es aún tu fantasía.
¿Qué turbia sinrazón mata el olvido
del malogrado amor que te encendía?
No sufras por las páginas gastadas que en dramáticos
/ versos escribieron.

Son inciertas las palabras más sagradas y profunda
/ la herida que te hicieron,

de anónimas historias develadas,
del canto de los días que se fueron...

(Del libro Concertina de los rústicos y los esplendorosos,
Edit. El Perro y la rana, 2007)


1 comentario:

Victor Aedo dijo...

POETA:
También el Infinito es anónimo
y apócrifa la Fuente que lo sustenta: de allí que la Poesía no
necesite el nombre, sino el vuelo, la altura y el brillo perfecto que el polvo de los siglos no oscurece
sino que profundiza... Por eso estoy de acuerdo con usted en no sufrir inconvenientemente por las malas intenciones de herir con el olvido la presencia que todo lo llena!! y debo decirle también que las figuraciones, el tono y el fuerte entramado de la que por su letra aparece, es esa, la Poesía, la transgresora de cualquier código conocido o desconocido, la
que tiene su espacio sagrado, incontable e imperecedera, para el bien y gusto de la Creación! ¡felicidades y felicitaciones tenga usted a bien llamar y recibir!